La regulación del teletrabajo: un reto tecnológico y de conectividad

- Categorías : Default

El teletrabajo era una modalidad que apenas practicaba el 5% de los trabajadores asalariados en nuestro país pero que, a causa de la pandemia y durante los últimos tres meses de confinamiento, se ha elevado hasta el 40% de la población activa. Con la declaración del estado de alarma, muchas empresas se han visto en la situación de instaurar esta modalidad, lo que ha conllevado a que los trabajadores mejoren sus competencias digitales. Pero ojo, el teletrabajo no es un invento nuevo, en el sector servicios, millones de profesionales y empleados lo desarrollan desde hace unos años, y de forma creciente, para ejecutar algunas de las tareas que en condiciones normales desarrollarían en su empresa.

Tenemos fibra óptica, dispostivos potentes con cámaras en alta definición esto debería facilitarnos el trabajo por videoconferencia (salvo que implique un trato o actividades físicas). Esto ha destapado una gran cuestión: La necesidad de una buen acceso a los datos en varios puntos de la vivienda.

Pero ¿están todas las viviendas preparadas para el teletrabajo? La gran mayoría no.

Las videoconferencias de calidad

Aplicaciones como Zoom, Houseparty, Hangouts y Skype han tenido un inusitado aumento de descargas debido a la cuarentena por coronavirus. Hasta ahora y salvo por casos puntuales, pocos le daban un uso real a las videollamadas o videoconferencias. Ahora con la pandemía muchos han descubierto que en sus casas y oficinas las conexiones dejan bastante que desear. ¿Por qué la experiencia tras una videollamada no es lo que esperamos? La clave suele estar en el ancho de banda. Cuando la conexión se realiza por wifi o repetidor PLC  nos puede faltar ancho de banda, lo que explica el “pixelado” en la imagen, cortes, fallos de sonido…etc. Lo importante, más que un dispositivo de alta gama o de ultima generacion para conectarnos a internet, es una buena velocidad de internet, algo que con wifi y repitodores PLC es difícil de alcanzar. Si cuando estamos varios conectados pedimos a los demás usuarios que no utilicen el ancho de banda en aplicaciones que así lo demandan, como YouTube o Netflix estaremos en un caso de falta de ancho de banda. Hasta ahora estas situaciones se achacaban a la ¨mala conexión que nos brinda la compañía¨ pero en viviendas en las que existe conexión por fibra óptica de 300 o 600 Mbps el problema se encuentra en la propia red doméstica.

Repartir la señal con wifi es como usar un aspersor. Con conexión cableada los problemas de ancho de banda se acaban.

La metáfora de la fuente: La conectividad en casa

Las viviendas en mucho casos, por no decir la mayoría, cuentan con solo un punto de acceso de internet a máxima velocidad que se encuentra en el router. Tenemos que pensar en nuestra conexión a internet es como una toma de agua. Existe una única toma de agua para cada vivienda, este punto es como una fuente central para toda la casa. Para trasladar esa conectividad de manera efectiva a todo el domicilio existen diferentes soluciones de las cuales la más popular es le wifi. El wifi actúa como un aspersor de jardín: Lleva un poco de agua a un radio de unos metros pero no puede llevar el chorro con todo su presión.  Por eso cuando queremos internet de alta fiabilidad seguimos funcionando a través del cabledo. El cableado es y seguirá siendo en un futuro la manera más fiable y estable de tener un buen ancho de banda garantizado.

Y este es el problema que cada dia más viviendas están identificando: la inexistencia de una red cableada de datos en la vivienda. Una necesiadad muy real que puede llegar a ser muy costosa. Es ahí donde la Fibra Optica de Plástico se está asentando como la solución práctica, rápida y limpia a este entuerto al no reuquerir la realización de obras.

¿Cómo será la ley del teletrabajo?

En estos momentos los legisladores ya están redactando proyectos de ley para una plasmación más o menos próxima en las leyes del país. Esto creará unas nuevas necesidades de conectividad que acelerarán la digitalización del trabajo en nuestras casas.

El trabajo a distancia deberá ser voluntario. La ley entiende el teletrabajo como un "derecho de la persona voluntaria" y "no podrá serle impuesta a la persona trabajadora por ninguna vía, ni siquiera por las que en nuestra normativa laboral admiten la modificación de condiciones de trabajo con causa justificada y procedimiento específico".

Se establece que la empresa y el trabajador deberán acordar y dejar por escrito los detalles de las rutinas. El borrador establece que se podrá negociar un horario flexible, aunque la empresa podrá establecer unas franjas de disponibilidad.

Las empresas deberán compensar los gastos derivados del trabajo en casa

Las personas que trabajan a distancia tendrán derecho a la dotación de todos los medios, equipos y herramientas necesarios para el desarrollo de la actividad". Según contempla el borrador de la ley el trabajador tendrá derecho una compensación total de gastos.

"El desarrollo del trabajo a distancia deberá ser sufragado en su totalidad por la empresa, y no podrá suponer, en ningún caso, la asunción por parte de la persona trabajadora de gastos, directos o indirectos, relacionados con los equipos, herramientas y medios vinculados al desarrollo de su actividad laboral”.

Abogados, sindicatos y expertos en derecho laboral dan por hecho que son las empresas las que deben realizar compensaciones por los gastos derivados de realizar la actividad laboral desde casa. Sin embargo, una vez que haya un marco legal que fije las bases, las condiciones concretas deberán establecerse entre el empleador y el trabajador. En España empresas como BBVA o Repsol ya lo tienen establecido en sus convenios. La primera fija una compensación de 50€ mensuales y la segunda cuanta con un tope de tres días laborales.

Los kits de fibra óptica plástica una solución de conectividad que aprovecha el 100% del ancho de banda de la casa

Artículos relacionados

Compartir

Añadir un comentario